¿Cómo trasladar el dinero a offshore?

¿Por qué tengo que trasladar el dinero a offshore? ¿Cómo lo traslado? ¿Es legal trasladarlo? ¿Qué ventajas y problemas puedo tener? Trasladar el dinero de su país de residencia a una jurisdicción libre de impuestos es completamente legal y no provocará ningún problema con las autoridades fiscales de su país de residencia siempre y cuando el dinero que quiere trasladar esté tributado, es decir, imaginemos que una persona tiene una empresa en una jurisdicción con altos impuestos y paga al año todos los impuestos correspondientes a su actividad como, por ejemplo, impuesto de sociedades, impuestos del valor añadido e impuestos de la renta. Una vez pagados todos estos impuestos esta persona puede hacer con su dinero lo que quiera, es decir, puede comprar una segunda casa en el extranjero, puede invertir en bolsas extranjeras, abrir nuevas líneas de negocios tanto de comercio físico como comercio electrónico en cualquier país del mundo.

Trasladar el dinero a offshore es sencillo. Sin embargo, el problema surge cuando el ciudadano de un país abre una sociedad offshore que le genera unos dividendos anuales y después esta persona no los declara en su país de residencia, es decir, sin avisar a la hacienda de su país traslada el dinero generado por su empresa offshore a su cuenta corriente en su país de residencia. En este caso las autoridades fiscales de su país le pueden preguntar: ¿cuál es la fuente de ingresos? lógicamente, al no poder justificarlo mediante su actividad empresarial en su país de residencia es posible que le impongan algún tipo de sanción administrativa.

¿Qué problemas puedo tener con el traslado a offshore?

Las autoridades fiscales están pendientes de los traslados de dinero de un país a otro pero si este dinero o inmueble se declara no supondrá el más mínimo problema. La lógica de las autoridades fiscales para sancionar a personas físicas y empresas se basa en el aumento de patrimonio injustificado, es decir, una persona que declara tener unos rendimientos de 15.000 libras al año y dispone en su cuenta corriente 100.000 libras y tiene a su nombre 3 casas por valor de 200.000 libras cada una, o si una empresa declara anualmente que tiene unos beneficios de 20.000 libras y tiene en las cuentas de la empresa 300.000 libras y otras 3 oficinas con un valor de 100.000 libras cada una, entonces las autoridades fiscales pueden preguntar por el incremento del patrimonio injustificado. 

¿Cómo evito esto? la formula mágica es muy sencilla: no tener nada a su nombre en su país de residencia fiscal, es decir, las agencias de impuestos se basan en lo siguiente: si usted tiene dinero en su cuenta corriente o tiene una empresa en su país le pueden obligar a pagar. Pero si no tiene ninguna cuenta corriente ni bienes a su nombre difícilmente podrán recuperar el dinero, ya que la persona física que comete la infracción no tiene nada embargable.

Siempre que el dinero esté declarado y sea de origen lícito trasladar el dinero a offshore es muy sencillo pero hay que tener en cuenta algunas precauciones. Dependiendo del banco extranjero y la cantidad que necesita trasladar, le pueden pedir un certificado de origen de fondos. Una vez justificado ante la entidad, el cliente podrá trasladar todo el dinero desde un país a otro sin ninguna restricción. Cualquier persona puede llevar dinero en efectivo a otro país pero existen regulaciones contra el blanqueo de dinero en el que únicamente pueden llevar 10.000 libras. ¿Cómo puedo llevar más dinero? La respuesta es muy sencilla, tendrá que hablar con su entidad financiera o agencia de impuestos para que le emitan un certificado o modelo para poder retirar del país la cantidad que el cliente quiera. Cuando llegue al país tendrá que informar a las autoridades pertinentes con el certificado o modelo emitido para que pueda realizar la compra de su vivienda o la inversión pertinente. 

Mediante transferencia bancaria ocurre exactamente lo mismo, si el cliente quiere realizar una transferencia de más de 100.000 libras a otro país, es posible que la persona necesite rellenar un certificado con el objetivo de dicha transacción, una vez rellenada y presentada el cliente podrá transferir cualquier cantidad de dinero.