¿Qué son los impuestos de no residentes?

Índice [Ocultar] [Mostrar]

Aprender la legislación fiscal de cada país es una tarea difícil ya que no hay una armonía fiscal entre países sino que cada país aplica un tipo impositivo distinto dependiendo de sus necesidades, la mayoría de países de alta tributación recaudan impuestos a las personas físicas y jurídicas de todas rentas mundiales. 

Si una persona es residente fiscal en Alemania y abre una cuenta bancaria en Reino Unido para invertir en bolsa, los beneficios que obtenga tendrá que declararlos a su agencia fiscal, por el contrario hay países que no tienen leyes para pagar impuestos por todas las rentas mundiales y por lo tanto únicamente tendrá que tributar por los impuestos locales o nacionales del país que le imponga, un ejemplo lo podemos ver en países como Panamá o Belice.

Tipos de impuestos

Los impuestos más elevados que nos podemos encontrar en país de alta tributación son los impuestos de las personas físicas y los impuestos a las personas jurídicas.

Impuestos a las personas físicas

Los impuestos de las personas físicas afectan a las personas físicas residentes y a las personas físicas no residentes de un país. 

En un país de alta tributación los impuestos a las personas físicas son aquellos que gravan por todas las rentas mundiales que obtiene una persona física, las rentas pueden llegar de cualquier actividad legal como por ejemplo: empleado por cuenta ajena, empleado por cuenta propia, comisiones, rendimientos de capital, cuentas de ahorro.

Impuestos a las personas jurídicas

Los impuestos a las personas jurídicas o empresas son aquellos impuestos que están sujetos por los beneficios que genera una empresa en un país, también llamados impuestos de sociedades, es decir, si una empresa está registrada en Reino Unido y obtiene unos beneficios  a final de año, la agencia fiscal inglesa le obligará a pagar un porcentaje de estos beneficios. 

En Reino Unido el tipo impositivo para una empresa que tiene unos beneficios inferiores a 300.000 Libras es del 19%. En este apartado alcanzará los conocimientos necesarios ahorrar y retrasar el pago de impuestos en su país de residencia de forma legal y sin incumplir ningún tipo de normativa internacional o ley local. 

Como ya hemos dicho anteriormente no hay ninguna armonía fiscal entre países y usted comprobará que hay países con mayores impuestos que el que usted paga en su  país y sin embargo otros países tienen unos impuestos inferiores o nulos.

¿Qué son los impuestos de no residentes? ¿Qué es un no residente? ¿Paga los mismos impuestos un no residente que un residente? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de ser residentes de un país? La residencia fiscal de un individuo es una situación compleja y tiene unas consecuencias muy importantes desde el punto de vista fiscal en las agencias de impuestos. 

El cambio de residencia se tiene que planificar cuidadosamente y se debe considerar varios aspectos como por ejemplo donde realiza la actividad económica, de donde recibe su retribución y el país de donde le pagarán. Cuando un no residente decide cambiar de residencia fiscal, obligatoriamente tiene que informar a su agencia de impuestos y tiene que decidir ¿donde reside?, ¿qué impuestos pagará? y los conceptos de tributación que será sometido, dependiendo de la información que le facilite la agencia fiscal decidirá si es considerando un residente o un no residente en impuestos

¿Qué es un no residente? 

Desde el punto de vista fiscal una persona física no residente es una persona que no tiene ningún tipo de actividad en el país donde reside habitualmente y tiene su residencia en el extranjero, es decir, no tiene una presencia física de más de 183 días durante un año natural en el país y sus actividades económicas no están ubicadas en el país donde reside habitualmente. 

No podrá recibir ningún tipo de retribución de autónomos o empresas residentes y si la persona física no está separada legalmente y tiene hijos a su cargo podría ser considerado residente por la residencia de su familia. Estas son las únicas variantes que contemplará su agencia de impuestos a la hora de concederle el status de residente o no residente en el país. 

Cuando una persona abandona la residencia habitual con rumbo a un paraíso fiscal, la agencia de impuestos considerará que no es residente para el tema impositivo solo a los 5 años, por lo tanto será considerado residente fiscal los primeros 5 años que esté en el paraíso fiscal y tendrá que pagar impuestos en el país donde residía. 

La persona residente en un paraíso fiscal tendrá que probar su residencia efectiva mediante contratos de alquiler, compra de vivienda, facturas de luz, agua, teléfono fijo, gas y sus correspondientes cargos de las facturas en el banco del paraíso fiscal para verificar que realmente están residiendo en país. 

Algunos países de la Unión Europea están adaptando estos modelos para probar la residencia verdadera de un ciudadano, otros países obligan a la persona física a pagar todos los impuestos de no residentes que se le puedan gravar cuando abandone el país de residencia. 

En referencia al núcleo de actividades económicas es un asunto muy espinoso y discutible ya que se pueden hacer varias interpretaciones que pueden ser correctas o no. Por norma general se considera núcleo de actividad económica cuando las actividades económicas sean superiores a las del país donde quiere residir. Otros países pueden considerarlo como el país donde estén ubicados los intereses económicos necesarios para que una persona pueda vivir. 

Impuestos de no residentes

Cuando una persona física o jurídica es considerada no residente en un país no tendrá obligación de pagar impuestos. Para ello deben cumplir los siguientes aspectos: 

  1. Vivir fuera del país más de 183 días.
  2. Demostrar que sus actividades económicas no están ubicadas en el país y no depende de ellas para poder vivir. 
  3. Su mujer e hijos no residen el país. 

Cumpliendo estos 3 aspectos una persona física será considerada no residente y no pagará impuestos. 

Los residentes y no residentes lógicamente pagarán diferentes tipos impuestos. Los residentes pagarán todos los impuestos del país renta, IVA, sucesiones para el buen funcionamiento del país. 

Las personas no residentes, una vez que su agencia de impuestos le dé el status de no residente no tendrá obligación de tributar por ello, pagará los impuestos donde la persona resida físicamente; dependiendo del país si es un territorio de baja tributación o una jurisdicción de altos impuestos pagará más o menos impuestos. El status de residente o no residente lo podrá cambiar cuando una persona quiera y es totalmente legal ya que ningún país puede prohibirte abandonar el país pero siempre cumpliendo con las obligaciones fiscales correspondientes de los años que residió en el país. Si cumple con los 3 requisitos descritos arriba no tendrá problemas con su agencia de impuestos.

Las obligaciones de un no residente que quiera volver a su país natal es comunicar a su agencia de impuestos su nuevo status de residente y cumplir con las obligaciones fiscales impuestas por el país donde resida. 

Si la persona decide seguir con su status de no residente y su agencia fiscal se entera, podría imponerle sanciones administrativas por evasión fiscal y dependiendo del volumen defraudado puede tener penas de prisión. 

Las ventajas y desventajas de ser residentes, son muy obvias: 

Ventajas de ser residentes

  1. Vive en el país donde realmente quiere vivir, cerca de sus familiares e hijos.
  2. Normalmente los países de altos impuestos son seguros.
  3. Seguridad social gratis.
  4. Pensiones aseguradas.

Desventajas de ser residentes

  1. Pagará impuestos de renta, IVA y sucesiones.
  2. No protegerá los bienes del país donde es residente.
  3. Demandas.
  4. Pago de autónomos y seguridad social.

Cuando una persona decide abandonar su país de residencia y es considerado no residente no tienen ningún tipo obligación fiscal en el país donde antes residía, se entiende que en el país donde va a residir cumplirá las leyes fiscales sobre el sostenimiento de país y tributará según sus leyes. 

Si la persona decide ir a un paraíso fiscal y tienen leyes favorables sobre impuestos la persona física no estaría cometiendo ningún delito por estar sometido a leyes favorables en impuestos. Impuesto de sociedades no residentes en un país no se pagan si se demuestra que la sociedad no realiza ningún tipo de actividad en este país. Las condiciones son las siguientes:

  1. No realiza transacciones con personas físicas. 
  2. No realiza transacciones con autónomos.
  3. No realiza transacciones con empresas residentes. 
  4. No tiene cuentas bancarias a nombre de la sociedad no residente. 

Para evitar que una sociedad pague impuestos y sea considerada como no residente es aconsejable que la sociedad no tenga ningún tipo de cuenta bancaria en el país donde opera ya que las agencias de impuestos cuando ven que la sociedad tienen cuenta bancaria la interpretan como residente y pasa a pagar impuestos. 

Un ejemplo claro lo tenemos en Gibraltar, cuando se abre una sociedad en el país y no tiene cuentas offshore en Gibraltar los impuestos será de 0% una vez que la sociedad gibraltareña tenga una cuenta bancaria la sociedad pagará el correspondiente impuesto de sociedades que es del 10%, llevar contabilidad y auditoría por asesores regulados. 

Si la sociedad no residente esta en un país de altos impuestos como por ejemplo en Reino unido y tiene cuentas bancarias fuera del país, las autoridades inglesas obligan a la sociedad a declarar la cuenta bancaria y pagar el impuesto de sociedades de no residentes.