Precios de transferencia ¿Qué son? ¿Cómo funcionan?

Los precios de transferencia ¿Qué son? ¿Cómo funcionan? 

Los precios de transferencia lo podríamos definir como la capacidad legal que tiene una sociedad para transferir los beneficios de una compañía matriz a una sociedad filial (CFC) localizada en un paraíso fiscal o en una jurisdicción con un impuesto más bajo.

¿Ahorra impuestos los precios de transferencia?

Los países de alta fiscalidad están persiguiendo a las empresas mediante la legislación CFC (en inglés Controlled Foreign Corporation – sociedad controlada en el extranjero) para evitar que estas empresas puedan evadir impuestos desviando los beneficios a sus sociedades Holding filiales (CFC). 

El procedimiento típico para ahorrar los impuestos es evitar el pago de dividendos a los accionistas y en consecuencia al no existir beneficios distribuidos no hay impuestos donde gravarlos. 

Para que una empresa pueda realizar un precio de transferencia exitosamente tiene que explorar los tipos de acuerdos que existen entre países y saber cual le conviene más para ahorrar impuestos, este tipo de acuerdos son conocidos como “treaty shopping”. Los “treaty shopping” excluyen a los paraísos fiscales para evitar la doble imposición, o incluso a un tercer país, de esta forma impide que la sociedad pague impuestos en sus filiales.

Otro problema que se están encontrando los países de alta fiscalidad es la modificación artificial de los precios de las mercancías con el objetivo de incrementarle el precio de compra a la matriz e intentar que el beneficio para tributar sea mínimo. 

Durante años, las multinacionales han utilizado sus filiales repartidas por todo el mundo con el objetivo que no pagar impuestos. El objetivo es crear un mercado interior en el que están todas las divisiones de la multinacional. 

Los asesores fiscales consideran a todas las divisiones  de una compañía como funcionalmente intercambiables, de esta forma los compras, los pedidos y los contratos son asignados a la división que más interese, el resultado es, que los gastos serán más elevados en las divisiones que soportan una tributación más elevada y menores en las jurisdicciones donde tengan un impuesto de sociedades menor o nulo.

La OCDE elaboró unas recomendaciones para evitar los precios ficticios de servicios y mercancías en una empresa, es decir la distribución de beneficios para evitar pagar impuestos. Una de estas recomendaciones es que el país se reserva a establecer cuál es el precio de mercado de un servicio o una mercancía entre dos empresas vinculadas. 

El objetivo es evitar que la empresa matriz venda a una sociedad offshore un producto o servicio por debajo de su valor de mercado y que luego sea revendida a un precio mayor a la sociedad matriz. La empresa deberá  justificar ante las autoridades fiscales los precios internos entre las empresas vinculadas.

Leyes anti precios de transferencia en la Unión Europea

La Unión Europea ha creado leyes anti precios de transferencia siguiendo los criterios de la OCDE pero se han dado cuenta que ha generado mucha inseguridad jurídica entre empresas, al no poder definir los criterios para valorar estas operaciones vinculadas. 

La normativa CFC en la Unión Europea identifica dos tipos de sociedades: sociedades registradas en un paraíso fiscal con 0% de impuestos y sociedades que están registradas en una jurisdicción con  unos tipos impositivos inferiores (12,5%) o similares a la sociedad matriz (27%). Para no quebrantar la normativa CFC los impuestos donde se transfiere los beneficios no puede ser un 75% más bajo que los establecidos en la sociedad matriz. 

Los paraísos fiscales han diseñado esquemas para evitar la norma de precios de transferencia que permiten eludir legalmente las normas CFC. Por ejemplo, en Jersey son las sociedades las que pueden elegir el tipo de impuesto que tienen que pagar. De esta forma al presentar la auditoría a las autoridades fiscales de una sociedad matriz pueden ver el tipo de impuesto que pagó en un país no ha sido considerado un paraíso fiscal y como resultado reducir su factura de impuestos.

Precios de transferencia en la Unión Europea