Centros Offshore

Pago con Tarjeta de Crédito VISA, Mastercard o American Express

Buscando privacidad en los Paraísos Fiscales

Buscando privacidad en los Paraísos Fiscales - offshore.finance

Para muchas personas la búsqueda de privacidad y libertad es una meta vital y básica que en muchos casos llega a ser encontrada en Paraísos Fiscales.

Amenazas para nuestra privacidad

Es un hecho que nos encontramos acosados cada vez más en nuestra vida privada. Por múltiples sistemas, los detalles de nuestra salud, de nuestro estilo de vida y de nuestras costumbres son accesibles a gran numero de personas. Por ejemplo, nuestra imagen es recogida todos los días por varias de las miles de cámaras que registran durante veinticuatro horas los lugares públicos de nuestro país. Esta vigilancia que busca combatir el crimen tiene un poder más bien disuasorio ya que su papel en la resolución de delitos graves suele ser mínimo pero el acoso de nuestra privacidad de movimiento supera todos los limites. El teléfono móvil permite localizar a una persona, saber a qué numero llama, desde dónde lo hace y cuánto dura la llamada. Además, un gran número de teléfonos móviles disponen de cámaras y pueden tomarlas instantáneamente en cualquier lugar y distribuir a todo el mundo. Una de las medidas a la que recurren mucha gente para proteger su privacidad de esta amenaza es el uso de una tarjeta SIM anónima que hace poco solo se podía comprar en los territorios de paraísos fiscales, pero ahora ya está disponible en casi todos los países.

Uno de los objetivos de los ataques a nuestra privacidad lo constituyen las estrategias comerciales agresivas de las empresas grandes. Cada día nuestros datos personales se encuentran, en soporte informático, accesibles para más personas. Las bases de datos ya construidas pueden permitir, al menos teóricamente, la investigación simultánea de millones de transacciones comerciales y datos bancarios en tiempo real, es decir en el mismo momento en que están sucediendo. Se desarrollan nuevos sistemas de explorar nuestros datos para establecer nuestros perfiles de consumidores y vendernos más productos y servicios. Intentando ganar más dinero estas empresas ponen sus objetivos comerciales por encima de la privacidad del consumidor. En este caso le puede proteger el uso de una tarjeta anónima que ofrecen los paraísos fiscales. Este tipo de tarjeta no lleva su nombre y de esta manera protege su privacidad y no deja ningún rastro a la hora de hacer las compras.

Otra amenaza para nuestra privacidad viene del interés de nuestros gobiernos de saber la cantidad de dinero que poseemos, la naturaleza de nuestras inversiones y el movimiento de nuestros fondo. Sin embargo para salvarnos de esta amenaza sí que hay una solución. Muchas personas pueden acceder a una protección mayor de su privacidad situando parte de sus fondos en una cuenta bancaria remunerada en un paraíso fiscal. La mayoría de los paraísos son islas y países bastante aislados, cuya económica está construida a base de la protección de información bancaria y privada de los clientes y que no tienen los tratados del intercambio de la información con los países de alta tributación. Moviendo los fondos, aunque sea solo una parte de ellos, a uno de los paraísos fiscales conseguimos proteger nuestros bienes y aprovechar de una privacidad garantizada.

Internet ha supuesto una revolución también en la privacidad. Podemos acceder a más información que nunca, pero proporcionamos también a través de la red más información sobre nosotros de la que podemos imaginar. Existen programas que se instalan en el ordenador de otra persona y que permiten supervisar todo lo que hace, incluso lo que está escribiendo en un momento dado. Cada vez que se realiza una compra en línea se solicitan datos al comprador que es posible que sean vendidos a otras empresas y utilizados. Al día de hoy, puede afirmarse con rotundidad que la red es prácticamente insegura y no deja nada de nuestra privacidad que no llegue a ser público. Curiosamente, la propia Unión Europea propuso que los proveedores de acceso a Internet (ISP) conservaran durante un tiempo datos de sus clientes, lo que ataca su privacidad. El Servicio de Inteligencia Británico ha desarrollado un sistema de control de todo el tráfico de correo electrónico y de Internet, recibido en o enviado desde Gran Bretaña. Que podemos hacer en este caso? Desde hace varios años han aparecido los software que nos permitan navegar por internet sin que el IP de nuestro ordenados quede detectado. Además para los que tienen un negocio online, una de las soluciones puede ser alojar su página en el servidor registrado en un paraíso fiscal, por ejemplo, Singapur, Costa Rica, Hong Kong, Islas Cayman.

Para muchos de nosotros una de las razones por las que empezamos a buscar la privacidad en los paraísos fiscales es la protección frente a pleitos. Las reclamaciones a médicos, cirujanos y los auditores de cuentas que pueden encontrarse en una situación donde no basta con tener un buen seguro. Situación parecida puede ocurrirle a un simple ciudadano a resultas de un desafortunado accidente de tráfico. Un pleito de este tipo no sólo puede suponer una importante pérdida de patrimonio, sino también la ruina profesional. Poseer dinero, ingresos y bienes visibles facilita el trabajo de jueces y de los abogados. Una de las primeras medidas que pide un abogado contra la parte contraria, y que un juez es proclive a tomar ante una demanda judicial, es conocer cuál es el estado de sus posesiones mobiliarias e inmobiliarias y sus cuentas de gastos. En estas situaciones el primer paso para evitar la exposición pública de los bienes que poseemos es el de dificultar el acceso a terceras personas a toda la información. Los paraísos fiscales en este sentido ofrecen una solución ideal debido a que cuentan con unas leyes de privacidad y secreto bancario de sus clientes. Sociedad con un director y accionista nombrados, oficina virtual y cuenta bancaria remunerada - son los servicios que ofrecen muchos paraisos fiscales y es completamente legal aprovechar estos servicios y está en la naturaleza de cada persona proteger lo que le pertenece.

A continuación hemos elegido algunos servicios disponibles en el mercado offshore que pueden ayudar a nuestros clientes proteger sus bienes y la privacidad de todas estas amenazas:

  • Sociedades offshore con Director y Accionista nombrados
  • Tarjetas anónimas
  • Cuentas bancarias remuneradas
  • Tarjeta si anónima para tu teléfono
  • Oficina virtual
  • Páginas Web alojadas en los servidores de paraísos fiscales
  • Programas de ciudadanía doble
  • Pagos por Internet mediante la cartera electrónica

Como podemos ver el mercado de los servicios disponibles en los paraísos fiscales que ayudan a proteger la privacidad de uno es bastante amplio. Algunos de ellos son fundamentales mientras que otros representan las medidas de precaución que se puede tomar antes de que su privacidad sea amenazada por los factores exteriores.

1 Comentarios

Dejar un Comentario

Nombre: *
E-mail: * No será publicado
Comentarios:*

Carrito  

No hay servicios

0 € Transporte
0 € Total

Carrito Confirmar

Information Service

Pago con Tarjeta de Crédito VISA, Mastercard o American Express

Newsletter

Protected by Copyscape