Centros Offshore

Pago con Tarjeta de Crédito VISA, Mastercard o American Express

Estados Unidos, el Nuevo Paraíso Fiscal

Estados Unidos, el Nuevo Paraíso Fiscal - offshore.finance

Aun no siendo pocas las ocasiones en que hemos escuchado al gigante norteamericano condenar la actuación de los bancos suizos y de otros paraísos fiscales, es paradójico observar cómo poco a poco es Estados Unidos el nuevo paraíso fiscal del momento y cómo precisamente él se está convirtiendo en un referente para este nicho del sector.

El nuevo escenario de los paraísos fiscales

Las recientes adscripciones de territorios como las Islas Bermudas a los nuevos acuerdos de intercambio de información de cuentas financieras promovidos por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) han resultado en una nueva búsqueda de confidencialidad por parte de las grandes fortunas mundiales, y con ello el impulso tanto de las fiduciarias en Londres como de los trust suizos para desviar los capitales a ciertos estados de Estados Unidos, el nuevo paraíso fiscal. De esta forma, Dakota del Sur o Nevada están siendo testigos de la apertura de sucursales de los principales proveedores de servicios en paraísos fiscales e instituciones suizas. Las Islas Caimán ya no ofrecen la seguridad de anonimato que antes vendían a sus clientes. Sin embargo, hay que señalar que este traspaso de fortunas hacia Estados Unidos, no viene alentado por una defraudación de impuestos en los países de origen, sino simplemente por el hecho de que una confidencialidad es sinónimo de seguridad para los propietarios de grandes capitales (pensemos, por ejemplo, en los secuestros o las extorsiones tan al día en los países latinoamericanos).

Las fiduciarias europeas se trasladan a Estados Unidos

A este respecto, por norma general, las fiduciarias que están abriendo sus puertas en los estados norteamericanos que promueven la confidencialidad de los datos bancarios, entre ellas la europea Rothschild con nueva sede en la ciudad de Reno, afirman que no trabajan con clientes extranjeros a menos que no estén completamente seguras de que los clientes no tienen cuentas pendientes con las instituciones tributarias de sus países de origen. Aunque, puede que en la práctica esto no quede del todo asegurado.

fuga de capitales de suiza a estados unidos

Desde este punto de vista, ¿podríamos decir entonces que es Estados Unidos el nuevo paraíso fiscal? Las grandes fortunas que utilizan los servicios legales de las nuevas fiduciarias en Estados Unidos para mover su dinero hacia un lugar que no divulgue el nombre de su propietario, pero no con la finalidad de evadir impuestos, no estarían realizando ninguna actividad ilegal. Es lógico pensar que familias adineradas en países donde la corrupción es imperante deseen trasladar su capital hacia una región más segura. Estas familias, además, suelen tener hijos viviendo en Estados Unidos.

Nuevos intentos de control de las cuentas en el extranjero

A diferencia del escándalo suizo que saltó en 2007, donde más de 80 entidades financieras, UBS y Credit Suisse incluidas, fueron condenadas a multas multimillonarias por ayudar a sus clientes a evadir impuestos, el panorama que dibuja Estados Unidos como el nuevo paraíso fiscal se ve bastante diferente. Los acontecimientos surgidos en Suiza fueron el detonante para una serie de medidas impulsadas para frenar estas prácticas de evasión fiscal. Así, en 2010, el gobierno norteamericano aprobó la FATCA (Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas en el Extranjero) y, en 2014, la mayor parte de los países de la OCDE (a excepción de Estados Unidos, Bahréin, Nauru y Vanuatu) estuvieron de acuerdo en tomar mayores medidas de control y transparencia en lo relativo a las cuentas bancarias depositadas en el extranjero.

La negativa de Estados Unidos a la iniciativa de la OCDE no ha hecho más que avivar la fuga de capitales de Suiza y otros paraísos fiscales hacia el país norteamericano, significando grandes oportunidades de negocio para las entidades allí establecidas. Esto unido a que los Estados Unidos carece de los mecanismos necesarios para hacer cumplir las leyes tributarias extranjeras, convierten a la región en el blanco perfecto para que sea Estados Unidos el nuevo paraíso fiscal del momento. Sin embargo, ha habido varios intentos de medidas de control de las cuentas de extranjeros que fueron rechazadas en el Congreso. Recordemos que no solo se trata de la evasión de impuestos, sino también del blanqueo de capitales procedentes de actividades ilícitas. Nuevamente aquí surge el buen hacer de las fiduciarias para asegurarse de que sus clientes no están cometiendo ninguna ilegalidad, porque, de lo contrario, ellas mismas estarían actuando ilegalmente.

Por unas u otras razones, la realidad nos muestra cómo el escenario actual señala a Estados Unidos como el nuevo paraíso fiscal.

Dejar un Comentario

Nombre: *
E-mail: * No será publicado
Comentarios:*

Carrito  

No hay servicios

0 € Transporte
0 € Total

Carrito Confirmar

Information Service

Pago con Tarjeta de Crédito VISA, Mastercard o American Express

Newsletter

Protected by Copyscape