Solicitar una llamada
Ingeniería fiscal

Sociedades offshore ¿Qué son?

Las sociedades offshore lo definimos como entidades registradas fuera de la residencia fiscal de los directores y accionistas con 0% de impuestos. Las entidades las podemos clasificar en dos grupos: Sociedades que pagan (onshore) y no pagan impuestos (offshore).

Los centros financieros más importantes para crear sociedades offshore con 0% de impuestos son: Panamá, Belice, Anguila, Vanuatu, Baréin, Costa Rica y Seychelles. Por el contrario las jurisdicciones más importantes para crear una SL o SA que pagan impuestos son: Delaware (EEUU), Reino Unido, Chipre, Bulgaria y Hong Kong.

Clasificación de las sociedades por los tipos de impuestos 

Según los impuestos que paga una empresa las podemos clasificar en dos tipos:

Sociedad offshore con 0% de impuestos

Son las empresas que se encuentran registradas en un país libre de impuestos, por ejemplo Belice. Las ventajas que tienen son:

  1. No pagan impuestos, si no realizan ninguna actividad económica en el país.
  2. Son anónimas y no están inscritas en un registro público. Pueden establecerse con acciones al portador.
  3. Puede abrir una cuenta bancaria en el mismo país donde ha sido creada o en un país diferente.
  4. No tienen límites, puede operar en todo el mundo, abre acceso a todos de mercados internacionales.
  5. No estará obligado a presentar cuentas anuales ni auditorias en el país.
  6. No tienen restricciones en el flujo de capitales.
  7. La instrumental protegerá los datos personales de su patrimonio ante una demanda judicial o interferencia de su gobierno.
  8. Su SL o SA gozará de estabilidad política y financiera.
  9. La constitución es fácil, rápida y legal.
  10. Acumular fondos de su negocio y re-invertirles por todo el mundo para "retrasar el pago de impuestos" de los dividendos.
  11. Hacer los negocios con una empresa instrumental fuera de su país de residencia le da la posibilidad de realizar su propia planificación fiscal.

Sociedad onshore con bajos impuestos

Son las empresas que están registradas en un país con impuestos, por ejemplo Chipre, tendrá que llevar contabilidad y auditoría, además de pagar un impuesto del 12,5%. 

¿Qué diferencias hay entre ambos tipos de sociedades?

Las diferencias entre ambos tipos de sociedades son las siguientes:

  1. Las offshore no pagan impuestos y las onshore si.
  2. Dependiendo del país de constitución de una empresa podemos conseguir más o menos opacidad. Las sociedades offshore son más opacas que las onshore ya que el registro mercantil es privado. Solamente es posible levantar el velo corporativo mediante una orden judicial por actividades relacionadas con el blanqueo de dinero
  3. Las acciones al portador están únicamente permitidas a las empresas constituidas en paraísos fiscales.
  4. Ambos tipos de empresas permiten proteger sus bienes fuera de su país de residencia.
  5. Constituir ambos tipos de sociedades es rápido y sencillo. Son entidades fácilmente gestionadas desde su casa sin necesidad de trasladarse al país. 
  6. Los gastos de constitución de ambos tipos de empresas son muy económicos. Si las comparamos con países de alta tributación como Alemania, Francia, Austria o España el capital social puede llegar desde los 3000 euros a 60.000 euros. 
  7. En ambos tipos de empresas no es obligatorio que gerentes estén dados de alta en la seguridad social.
  8. El tiempo de constitución para ambos tipos de empresas puede variar mucho de un país a otro, el tiempo mínimo sería 3-5 días (Belice) y 10-17 días (Chipre).

Sociedades offshore criticadas ferozmente por el FMI

Durante la época de poca recaudación fiscal las sociedades en paraísos fiscales han sido criticadas ferozmente por el fondo monetario internacional, argumentando puntos de vista que no tienen justificación. 

Los puntos más criticados por el FMI han sido los siguientes:

  • Las sociedades offshore provocan la evasión fiscal y no realizan actividades comerciales en el país donde están registradas. 

Las actividades de comercio electrónico han proporcionado a las empresas la posibilidad de vender productos y servicios en países donde antes no tenían acceso, bien por la distancia, el idioma o por el tipo de cultura. Una sociedad offshore puede vender en cualquier país del mundo sin necesidad de tener una ubicación física en el país, es decir, un gabinete de programación establecido en Hong Kong puede contratar a un programador que esté trabajando en el país (con el correspondiente pago de impuestos y responsabilidades). 

  • Las sociedades offshore necesitan obligatoriamente una dirección y un representante legal en el país para llevar cualquier tipo de comunicación con las autoridades fiscales.

 ¿quién paga a los contables y abogados del país? Las empresas que venden sus servicios o productos evitan que sean demandadas en su país de residencia fiscal, bien por las responsabilidades civiles, comerciales o penales. Para evitar cualquier tipo de demanda judicial en su país de residencia se recomienda que la compra y venta se realice a través de una empresa en un paraíso fiscal con leyes más flexibles. 

  • Abrir una sociedad offshore desde nuestro país es 100% legal, no es lógico comparar el sinónimo ”ahorrar” o “retrasar de pagar” con “delinquir”. 

En el mundo empresarial hay competencia entre empresas para vender más, entonces, ¿por qué no lo puede haber en los impuestos? Cada país intenta conseguir el bienestar de sus ciudadanos pero todos los países no tienen el mismo gobierno, ubicación geográfica, cultura y sus infraestructuras. Para conseguir más dinero, el gobierno tiene dos opciones: pidiendo créditos a otros países (no viable) o creando programas legales de inversión en el país mediante una recompensa, es decir, captar capital sin impuestos para los no residentes.

  • Este tipo de sociedades no consumen ningún impuesto de los ciudadanos residentes que tributan en el país. 

Efectivamente, las empresas no pagan impuestos en el país donde han sido registradas, pero los beneficiarios están obligados a declarar los dividendos transferidos a su país de residencia fiscal para que le computen en la declaración de la renta.  Legalmente el beneficiario final debe declarar los dividendos transferidos pero también puede “retrasar el pago de impuestos”, es decir, el beneficiario final decide cuándo y cómo transfiere el dinero de los dividendos generados a su país. Una persona que puede justificar que tiene unos ingresos de otras empresas en su país de residencia fiscal no estará obligado a repatriar el dinero generado por su offshore y podría retener el dinero en el país origen de la empresa sin tributar hasta que lo necesite.

sociedades offshore 0% impuestos

Sociedad offshore Panamá IBC SL o SA
$2941
Ver información
Sociedad offshore San Cristóbal y Nieves IBC SL o SA
$2352
Ver información
Sociedad offshore Belice IBC SL o SA
$2352
Ver información
Sociedad offshore Costa Rica SL o SA
$2705
Ver información
Sociedad offshore Chipre IBC SL o SA
$4238
Ver información
Sociedad offshore Seychelles IBC SL o SA
$2352
Ver información
Sociedad offshore Delaware IBC SL o SA
$2352
Ver información
Sociedad offshore San Cristóbal y Nieves IBC LLC
$2352
Ver información

Publicaciones recientes

¿Qué es la Ley Beckham? y ¿cómo solicitarla?

¿Qué es una sociedad instrumental para reducir los impuestos?

Bancos en Andorra: tú también puedes tener una cuenta

Invertir en oro: cómo y por qué

¿Qué paraísos fiscales son los más famosos?

¿Cómo trasladar el dinero a offshore?

Precios de transferencia ¿Qué son? ¿Cómo funcionan?

¿Qué son las sociedades Holding?

SERVICIOS FINANCIEROS

Sociedades

Cuentas bancarias

Tarjetas prepago

Paquete E-commerce

Pasarela de pago

Licencia de juego online

Fundaciones privadas